Persona leyenda

Diversas investigaciones apuntan a que las personas que leen y escriben habitualmente tienen menos problemas de memoria durante el transcurso de los años. En concreto, los especialistas nos recomiendan hacer ejercicios mentales, como crucigramas, puzles, juegos de mesa, etc. De hecho, durante toda la vida es conveniente realizar prácticas para mantener la atención, así como para mejorar el lenguaje y las habilidades de cálculo.