Persona comprando

Cualquier ejercicio contra el sedentarismo es bienvenido: pasear un par de horas al día, hacer ejercicios regulares y suaves de gimnasia o pilates, practicar natación… Además, es muy importante que las personas se mantengan activas, de forma que no dejen de hacer actividades diarias, como la limpieza de la casa, la compra, etc.