Yogur

Varios estudios han descubierto que el desayuno puede mejorar la memoria a corto plazo y la atención. Los estudiantes que desayunan rinden mejor que los que no lo toman. Los alimentos que se encuentran en la cima de la lista de los combustibles cerebrales incluyen cereales integrales, lácteos y frutas. Como en todo, se trata de no excederse, porque los investigadores también han visto que los desayunos de alto contenido calórico pueden dificultar la concentración.