Memoria: recuperar habilidades y conocimientos olvidados

Luchar contra el abandono cognitivo ayuda


Conservar las capacidades cognitivas y conductuales del paciente con deterioro cognitivo es una buena forma de que el proceso avance de la forma más lenta posible. Otra técnica muy útil es rehabilitar o recuperar las habilidades y los conocimientos olvidados.

El deterioro cognitivo leve-moderado se puede abordar con diversas medidas terapéuticas y la estimulación cognitiva es una de las más utilizadas. No hay consenso respecto a estas terapias no farmacológicas que pueden denominarse también con los nombres de entrenamiento cognitivo o rehabilitación. La estimulación cognitiva puede ser integral o general. Cuando es específica, puede centrarse en funciones como la memoria, la atención y la comunicación.

Memoria: recuperar habilidades y conocimientos olvidados
 
  • Las terapias de aproximación cognitiva incluyen las estrategias de orientación a la realidad, aprendizaje o terapias cognitivas específicas de procesos como el lenguaje y la memoria.
     
  • Para mejorar la estimulación de los pacientes con deterioro leve son muy útiles las la musicoterapia o el dibujo.
 

Qué es el abandono cognitivo

Algunos especialistas hablan del abandono cognitivo, en referencia a la dejadez y falta de esfuerzo por parte del paciente, que le podría provocar un avance mayor de la enfermedad y de los problemas conductuales.


Qué es el abandono cognitivo

¿Por qué se produce? Esta situación puede deberse a la disminución de esfuerzo intelectual que realizan las personas mayores durante el envejecimiento, especialmente tras la jubilación, lo que causa cierta pérdida de habilidades y disminución de la capacidad física.

En estos casos, los programas intentan mantener la cognición general del paciente o bien procuran recuperar las funciones cognitivas abandonadas. Son planes de estimulación generalistas que buscan una “orientación a la realidad”.

La mejoría del paciente es especialmente satisfactoria cuando el daño cognitivo es leve y se mantiene un nivel aceptable de las funciones psicológicas. Si el paciente se encuentra en una fase más avanzada de la enfermedad, los resultados son menores, incluso transitorios, y es más complicado conseguir una mejoría.