Un entorno agradable en la comida beneficia a los enfermos con demencia

Ayuda mucho un ambiente familiar entorno a la mesa

comida beneficia a los enfermos con demencia
El riesgo de deshidratación y desnutrición es más alto en las personas mayores, pero se dispara aún más en aquellas que sufren alguna demencia, incluido el Alzheimer. Un estudio británico reciente sugiere que crear un entorno agradable a la hora de las comidas puede reducir estos riesgos para los enfermos.

Comidas de estilo familiar y música ambiente mientras se toman los alimentos ayudan a mejorar la calidad de vida de los enfermos, según se desprende del informe elaborado por un grupo de investigadores de la Universidad de East Anglia.
 

Mejorar alimentación y entorno

No sólo es importante lo que comen y beben estos enfermos sino también dónde lo hacen, la atmósfera que se crea alrededor de ellos, el apoyo físico y social que se les ofrece, la comprensión de los cuidadores y los niveles de actividad física de los que disfrutan, explican los expertos.
 
Para llegar a estas conclusiones, los investigadores analizaron las fórmulas para mejorar las comidas en más de 2.200 personas con demencia, convencidos de que tan importante es la alimentación de estos enfermos como comprender cómo ayudarles a comer y beber.
 

Comidas de estilo familiar

Comer junto a los cuidadores, hacer comidas de estilo familiar, facilitar la interacción social durante las comidas, que éstas sean más largas, reproducir música suave en esos momentos, incluso realizar ejercicios multisensoriales y ofrecer refrigerios que siempre estén accesibles se revelaron como buenas opciones para mejorar la salud y la calidad de vida de las personas con demencia.

El estudio, que se ha publicado en la revista “BioMed Central Geriatrics”, subraya la necesidad de realizar nuevas investigaciones para determinar los métodos más efectivos.

deterioro cognitivo ayuda ambiente familiar