Dr. Emili Ros: "Recomendamos aceite de oliva virgen y frutos secos”

La dieta mediterránea previene muchas enfermedades

 

Entrevista al doctor Emili Ros.

Miembro del servicio de Endocrinología y Nutrición y jefe del equipo Idibaps (Hipertensión, lípidos y riesgo cardiovascular).

Coordinador del estudio "Mediterranean Diet and Age-Related Cognitive Decline: A Randomized Clinical Trial", que demuestra que la dieta mediterránea tiene beneficios en la prevención del deterioro cognitivo.

Hospital Clinic de Barcelona
Endocrinología y Nutrición hospital clinic
El Dr. Emili Ros, junto con su equipo, en el Hospital Clinic de Barcelona
 

¿Habría que tomar dieta mediterránea desde la juventud para preservar la buena función cognitiva?

Nosotros hemos visto unos cambios muy llamativos empezando a tomar esta dieta mediterránea (suplementada con aceite de oliva virgen y frutos secos) a una edad media de 67 años, lo cual indica que nunca es tarde para empezar a hacer las cosas bien. Si las personas empiezan a cuidarse jóvenes, todo va a ir mucho mejor cuando lleguen a la madurez.

Precisamente nosotros escogimos para el estudio gente mayor pero aún sin deterioro cognitivo. Tenemos la sospecha de que si una persona ya está “tocada” es muy difícil que la dieta le mejore mucho: estamos hablando de medicina preventiva y nutrición preventiva. Si los participantes es el estudio hubieran tenido un principio de deterioro cognitivo, ¿habrían mejorado con esta dieta? No lo sabemos, pero mi sospecha es que no. Al margen de ello, la dieta mediterránea es buena para todos, tengan la enfermedad que tengan.
 

La dieta mediterránea no sólo previene el deterioro cognitivo, según los resultados del estudio Predimed…

Además de ello, el Predimed nos indica que la dieta mediterránea previene las enfermedades cardiovasculares, el accidente cerebro vascular (ictus), la diabetes, es antiinflamatoria, previene también el síndrome metabólico… Hay cantidad de estudios publicados sobre el Predimed, todos ellos con conclusiones positivas sobre la dieta mediterránea. Y un consejo más: para hacer una buena compra tenemos que saber lo que vamos a cocinar y adquirirlo, para no dejarnos llevar por alimentos poco saludables.
 

¿Qué variaciones en la dieta recomienda?

Que usen el aceite de oliva virgen (mejor extra) a diario sin miedo a engordar.

Y si toman un puñado de frutos secos al día, esto también les va a ayudar mucho y tampoco van a ganar peso porque generan gran sensación de saciedad. La energía de los frutos secos es importante y hace que las personas ingieran menos alimentos después de tomarlos. En el estudio Predimed hemos comprobado que los pacientes no engordan, aunque esta conclusión no está aún publicada, pero estamos a punto de hacerlo.
 
Dieta mediterránea previene enfermedades

¿Qué otros hábitos saludables recomienda a las personas mayores?


Hábitos saludables personas mayores

No fumar y mantenerse en un peso razonable. Para conseguir evitar la obesidad o el sobrepeso hay que hacer un poco de ejercicio físico. Uno de los grandes enemigos de la sociedad actual es el sedentarismo. Si a todo esto le añadimos una dieta saludable, evitamos un 80 por ciento de las enfermedades crónicas.

Y para mantener en buen estado la cognición y la memoria, leer y mantener una vida social activa es muy muy importante. Además, de toda la cohorte del estudio Predimed (son casi 7.500 personas) vamos a extraer datos sobre incidencia de demencia (párkinson, alzhéimer…). La intervención media con los pacientes que realizamos a través del estudio Predimed es de 5 años, pero les vamos a seguir más tiempo para ver lo que ocurre.

Queremos comprobar qué les pasa a las personas en relación a su dieta y su estilo de vida porque hemos comprobado que hay un “recuerdo metabólico” tras seguir una buena dieta que perdura en el tiempo.
 

¿Cuáles son los alimentos peores para la salud que más se consumen?

Son las carnes procesadas: embutidos, bacon, salchichas… No es porque tengan más colesterol ni más grasa, sino por los aditivos y por la gran cantidad de sal que contienen. La carne magra, tanto roja como blanca, tiene también grasa saturada y algo de colesterol pero los últimos estudios dicen que no es tan mala para la salud. También la bollería industrial (que contiene grasa y azúcar) es perjudicial para la salud. Y las bebidas edulcoradas son muy peligrosas porque el cuerpo no se “entera” de que está recibiendo energía cuando la ingerimos de forma líquida. Al estar disuelta en la bebida, no afecta a los centros de saciedad del cerebro como lo haría en su forma sólida. Por ello, lo ideal es volver a la dieta mediterránea, que es recomendable para todas las personas y en todas las edades, desde la lactancia a la senectud.
 
 

Carmen Arnanz