Consejos para las primeras fases del deterioro cognitivo

Un plan de cuidados, esencial para mejorar la calidad de vida

 
Consejos para las primeras fases del deterioro cognitivo

El tratamiento del deterioro cognitivo puede algunos de los síntomas, pero no existe ninguna terapia o medicamento que detenga el avance de la enfermedad. Por ello, es imprescindible centrar los esfuerzos en la detección precoz de los trastornos.

Es muy útil comenzar cuanto antes un plan individualizado de cuidados. El objetivo: mejorar la calidad de vida del paciente, y de las personas que le cuidan.

 

Detectar el deterioro a tiempo


Los expertos consideran necesario realizar cribados para anticipar el diagnóstico precoz del deterioro cognitivo. ¿Cómo? Los programas de atención temprana que realizan test psicométricos ayudan mucho. Sirven para deben evaluar de forma sencilla la función cognitiva del paciente, teniendo en cuenta su nivel sociocultural.

El cribado cognitivo temprano ayuda a identificar a pacientes con posible desarrollo de demencia.

  • Los primeros síntomas de deterioro cognitivo suelen ser los episodios leves de amnesia, falta de atención y de concentración, dificultades con el lenguaje y una posible alteración del estado de ánimo.
  • Dichos signos pueden deberse a otros muchos factores, como la depresión, por lo que es necesario realizar un estudio más profundo del paciente.

Las estadísticas indican que el 15 por ciento de las personas mayores de 70 años presenta deterioro cognitivo leve. Los estudios de población muestran, asimismo, que el 65% de las personas que sufren demencia tienen alzheimer, de forma individual o en combinación con otras patologías. La progresión media de la enfermedad es de 8-12 años, y se estima que la incidencia se duplicará durante los próximos 20 años.

Consejos de expertos


Consejos de expertos para el deterioro cognitivo


La función cerebral puede mejorarse o al menos protegerse con algunos consejos, como indica la Asociación Internacional de Gerontología y Geriatría. De hecho, su Red de Investigación del Envejecimiento Global ha creado un grupo formado por especialistas en salud mental que han elaborado una serie de recomendaciones para el abordaje de estas enfermedades.
 

  • La evaluación universal, según los especialistas, debería ser a los 70 años;
  • Sin embargo recomiendan un seguimiento especial a los pacientes a partir de los 55 años cuando tienen factores de riesgo identificados, como los problemas cognitivos subjetivos, antecedentes familiares de trastornos de salud mental...


En las primeras fases del deterioro cognitivo, los médicos deben dar una serie de pautas a los afectados y a sus familiares. Esos consejos todavía nos están definidos de una forma científica y global, pero sí se puede poner en marcha un plan individualizado de cuidados. Uno de los objetivos principales es mantener o mejorar la calidad de vida del paciente, y de las personas que le cuidan.

En la toma de estas decisiones deben participar expertos de diferentes especialidades, como los neurólogos, los psiquiatras, los geriatras, los trabajadores sociales y los psicólogos. Todavía quedan muchos aspectos por definir, como la terminología más correcta para referirse al deterioro cognitivo, las diferencias entre el diagnóstico y el hallazgo de la enfermedad, las pruebas diagnósticas necesarias o los consejos posteriores.

 

Los años juegan en contra

 

  • La ancianidad es el principal factor de riesgo en las enfermedades relacionadas con las demencias. Por tanto, la edad de las personas es un buen dato a la hora de definir los criterios de cribado.
     
  • En los últimos años se ha detectado un incremento del número de enfermedades crónicas relacionadas con la salud mental, debido fundamentalmente al envejecimiento de la pirámide poblacional. La demencia podría afectar a cerca del seis por ciento de los ancianos en España, y según algunos registros, hay alrededor de 500.000 casos de demencia.
     
  • Las guías de atención especializada coinciden al destacar la importancia del diagnóstico precoz del deterioro cognitivo. Las estadísticas indican que las enfermedades relacionadas con la demencia están infradiagnosticadas en España y en la mayor parte de los países del mundo.
Ancianidad factor de riesgo deterioro cognitivo


Eva Fariña