Deterioro cognitivo: La pérdida auditiva podría acelerarlo

Entender las conversaciones estimula la función cerebral


Los especialistas en Otorrinolaringología consideran imprescindible tratar la pérdida auditiva en las personas mayores. ¿Objetivo? Evitar el esfuerzo extra que tienen que realizar estos pacientes para analizar los sonidos recibidos y para comprender las conversaciones. Diversos estudios han confirmado la relación que existe entre el aislamiento que produce el desgaste de la audición con el deterioro cognitivo asociado a la edad.

Deterioro cognitivo: La pérdida auditiva podría acelerarlo
 

Audífono y mejora de la función cognitiva

Cada día se conocen más factores que afectan a la evolución del deterioro cognitivo. Recientemente se ha confirmado que el uso de audífonos en las personas que sufren pérdida de audición reduce el deterioro de las funciones cognitivas asociado a la edad.

Las conclusiones de una investigación realizada en la Universidad de Burdeos (Francia) con más de 3.700 personas indica que las personas que utilizan este tipo de dispositivos para superar sus problemas de audición obtienen unos mejores resultados en los exámenes psicológicos que evalúan su estado de ánimo y sus habilidades cognitivas.

El aislamiento que supone para las personas mayores la pérdida auditiva puede ser un agravante del deterioro de sus funciones intelectuales. En algunas ocasiones se confunde el deterioro cognitivo subclínico con una pérdida leve de audición, y existe el riesgo de que una sordera moderada o leve pueda estar sobrediagnosticada en las personas mayores.


Audífono y mejora de la función cognitiva

 

El estudio mencionado ha analizado a lo largo de 25 años a más de 3.700 personas que realizaron un total de 12 cuestionarios para analizar la memoria, el aprendizaje, la velocidad de procesamiento, la atención y el uso del lenguaje. Del total, 137 personas tenían problemas importantes de audición al comienzo del estudio, y 1.139 tenían problemas moderados, la mayoría del sector masculino.

 

Cómo afecta la sordera a la cognición

Los resultados de la investigación señalan que las personas con más problemas de audición mostraban también menos habilidades cognitivas y más síntomas depresivos. Por el contrario, las personas que usaban audífonos tenían unas habilidades cognitivas similares a las que no sufrían pérdida auditiva.

Los especialistas consideran imprescindible realizar las pruebas correspondientes para comprobar la salud auditiva de las personas con problemas de deterioro cognitivo. En el caso de que una persona mayor comience a tener una audición degradada, es muy importante que no se considere como algo propio del envejecimiento, sino que deben ponerse todos los medios a su alcance para evitar el aislamiento.

Los otorrinos lamentan que, en general, se considere intrascendente el hecho de que las personas mayores pierdan audición de forma progresiva. Estos especialistas consideran que un tratamiento adecuado para la pérdida de la audición aumenta la posibilidad de que se ralentice el deterioro cognitivo y la demencia.

Eva Fariña