Conocer los signos del deterioro cognitivo ayuda al diagnóstico precoz

Fallos de memoria, más importantes de lo que parecen

Deterioro cognitivo leve: lo que debes saber


Conocer los signos del deterioro cognitivo puede resultar muy útil para detectar de forma precoz la enfermedad y retrasar su desarrollo. De forma aislada, cada señal suele ser un motivo frecuente de preocupación y consulta. Los especialistas pueden diagnosticar los problemas de memoria en una entrevista clínica rutinaria, y posteriormente confirmar el diagnóstico gracias a determinadas pruebas. No siempre resulta sencillo.

El médico de Atención Primaria suele ser el primer profesional sanitario que atiende a una persona con sospecha de sufrir un deterioro cognitivo, ya sea por una consulta directa del propio paciente o bien por la visita de algún familiar cercano. El facultativo necesita hacer una correcta valoración del estado mental del paciente, en una revisión que debe incluir la evaluación de su capacidad cognitiva, la función ejecutiva y el estado emocional.

 

Riesgos de los fallos de memoria

El médico debe valorar en qué grado afectan a su vida diaria los problemas detectados. Por ejemplo, los fallos de memoria no suponen los mismos riesgos para un ama de casa, para un conductor de autobús o para un profesor de matemáticas. Deben valorarse también los riesgos que conllevan los problemas desarrollados en las funciones cognitivas. El estudio clínico ha de evaluar el estado funcional del paciente, sus circunstancias personales, su personalidad y su forma de afrontar una posible enfermedad degenerativa.

Es complicado detectar de forma precoz los problemas cognitivos, porque los signos suelen mostrarse de forma esporádica y con escasa repercusión en la vida del afectado. Además, la valoración del estado mental no se realiza de forma sistemática, muchas veces por falta de tiempo en las consultas de Atención Primaria. Por tanto, el diagnóstico suele realizarse cuando la enfermedad ya está avanzada y muestra signos evidentes de deterioro cognitivo.

 

Más mayores en consulta


Las autoridades sanitarias son conscientes de que la pirámide de la población está cambiando. El porcentaje de personas mayores de 65 años superará el 20 por ciento en menos de cinco años. Y en 2050, las personas mayores de 65 años representarán más del 30 por ciento de la población española. Además, la esperanza de vida es cada vez mayor, por lo que habrá más cantidad de gente mayor, y con más años.

Los problemas de la memoria son habituales en los ancianos como consecuencia natural del paso de los años. Diversos estudios indican que la mitad de los mayores de 65 años tienen alteradas sus funciones cognitivas. En este sector de la población, existe cerca de un 10 por ciento de personas afectadas por algún tipo de demencia.

Fallos de memoria, más importantes de lo que parecen
 

Conviene recordar...

  • Es complicado detectar de forma precoz los problemas cognitivos, porque los signos suelen mostrarse de forma esporádica y con escasa repercusión en la vida del afectado.
  • Las facultades que suelen verse afectadas son la memoria, el pensamiento abstracto, la orientación, el uso del lenguaje, la capacidad de razonamiento, la facultad para el cálculo, la destreza constructiva o la capacidad de aprendizaje.
  • Los tests neuropsicológicos ayudan a consolidar el diagnóstico de deterioro cognitivo, si bien por sí mismos no diagnostican ningún tipo de demencia.
 

Eva Fariña